sábado, 9 de febrero de 2013

“Así es como venceremos a la larga. Y, algún día, recordaremos tanto que construiremos la mayor pala mecánica de la historia, con la que excavaremos la mayor sepultura de todos los tiempos, en la que enterraremos la guerra.”


Fahrenheit 451
Ray Bradbury

sábado, 1 de diciembre de 2012

Creo haber aprendido a no llorar.
Supongo que algo ha cambiado dentro de mí.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Y sin embargo, no sé. No sé sentir sin pensar, y cuando pienso no siento. Pero duele pensar en que posiblemente sólo hay una solución. Ojalá que no fuera una opción. Que nunca hubiera sido una opción.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Dos.

Me encuentro en una encrucijada.
Acabo de salir de un bosque lúgubre, oscuro y denso, pero el camino que estaba siguiendo de repente se divide en dos. Dos vías más bien despejadas, bien iluminadas, que no parecen peligrosas. Ni siquiera sé a dónde me llevan, y me importa mucho menos, pero para simplificar las cosas, supongamos que desembocan en el mismo lugar. El camino de la izquierda tiene árboles fuertes y altos que dan muy buena sombra. El de la derecha, sin embargo, no parece estar bien protegido del sol pero tiene un riachuelo. 
No sé por dónde ir.
Si escojo el camino de la izquierda, es probable que termine sintiendo sed. Pero si decido continuar por la derecha, aún teniendo agua, terminaré agotada y abrasada por el calor. Es inevitable: debo seguir andando, por cualquiera de los dos caminos. Entonces cierro los ojos, empiezo a dar vueltas sobre mí misma, y lo dejo al azar. Cuando mis pies se detienen y decido mirar, estoy frente al camino de la izquierda, y sin dudar lo más mínimo, comienzo a caminar por él. Todo es maravilloso, no tiene ninguna dificultad y los árboles dan incluso mejor sombra de lo que parecía. Pero al cabo de casi una hora, necesito parar. Tengo sed. Echo de menos el otro camino, que siento como si fuera el que tendría que haber escogido desde el principio. Pero al mismo tiempo siento que debo seguir avanzando, no sé qué consecuencias tendrá el volver a la bifurcación y volver a sopesar mi elección. Aunque en ese caso no podría elegir de nuevo el de la izquierda. Tampoco quiero volver al bosque, me da miedo. 
¿Debería volver al bosque y vagar hasta encontrar un nuevo camino que me ayude a salir de él? ¿Debo ignorar los dos caminos? 
No sé qué debo hacer. El problema es que si mi amiga Silvia leyera esto, me diría que "tengo que escoger lo que yo quiera", sin saber que a veces, es imposible saber realmente lo que uno quiere.
Estoy más perdida que nunca.

domingo, 21 de octubre de 2012

No arrepentirse de nada

No me gusta que la gente deje escapar sus oportunidades.

Porque luego sientes la impotencia y la tristeza al pensar en lo que podría y no podría haber sido. 
Lloras. No puedes evitarlo.
Te sientes un estúpido y suplicas por poder volver al pasado. Al momento mismo en el que la dejaste pasar. 
Crees que nadie te puede ayudar, ni siquiera tú mismo. Te encierras en una burbuja de oscuridad de la que es difícil salir.

Pero hay que salir.

Por todo eso me he dado cuenta de que debo de dejar de ser débil y cobarde. De aprovechar la oportunidad cuando se me presenta, de decidir luego si ha sido una buena elección o no, y en este caso volver a empezar con ayuda de una nueva opción. Sé que sólo así, no me arrepentiré de nada.

"Las oportunidades hay que atraparlas deprisa, sin dudar" (Amélie)

sábado, 13 de octubre de 2012



"Sé la parte que perdí"

domingo, 30 de septiembre de 2012

Nowhere

I know it's gonna change.
I'm on the road that leads me nowhere, shattered but I don't care. I know the storm awaits me out there.
Don't try to reach, I've gone somewhere.