domingo, 5 de julio de 2009

Estúpido día normal


Eso ha sido todo por hoy.


Me he despertado como a las siete de la mañana, gracias a los estúpidos mosquitos de siempre. Aunque he esperado a levantarme un poco más tarde, quizá para contener la emoción, no sé. Tras las felicitaciones de mis padres y su regalo, por salir un poco de casa, he ido a recoger a mi hermana que se había quedado a dormir la noche anterior en casa de mi tía, y ya de paso he saludado a más familiares. Pero... no se han acordado, hasta hace un rato.

Después por la tarde, a pesar de que hemos salido, no ha sido gran cosa. Encima, el tiempo estaba un poco rebelde: todo gris y hacía bastante viento.

No quería, ni quiero regalos. Sólo otro ambiente.

No sé, quizá son sólo cosas mías, que esperaba otra cosa, o que me he pasado toda la tarde comparándola con la de mi cumpleaños pasado... En fin.


Estúpido, gris y arrogante día normal.



Esto sólo me hace ver lo egoísta que puedo llegar a ser. No ha sido un cumpleaños tan malo después de todo.

No he podido estar con todo el mundo que me hubiese gustado, pero tengo más días que pueden llegar a ser casi más especiales que hoy.

Pero en cambio a ti, si lees esta entrada, gracias =). Fuiste la primera persona que me felicitó.

Gracias también a Natsu, por todo =).
Y a Deih por la foto.

6 comentarios:

Hoshi dijo...

No sabía que era tu cumple...
¡¡FELICIDADES!!
Los días de cumpleaños siempre son decepcionantes porque no resultan tan especiales como los planeaste...
Los días de los cumpleaños siempre nos parece que todo es demasiado aburrido.

Natsu dijo...

Ya te lo dije, quiero alegría ¬¬
Mira mi blog cuando puedas ^^

Sae dijo...

Tampoco lo sabía yo, pequeña Cáncer!!
Te he felicitado en el blog de Natsu, pero ala, aquí tambien! xD
Que cumplas muchos más!! ^o^

Nayi dijo...

Yo tampoco lo sabía. u_u ¡¡Felicidades, Ukaaa!! ^^

Uka dijo...

Jeje, muchas gracias a todas =).
En fin, no fue tan malo yo creo.
Pero muchas gracias^^

Momo dijo...

Felicidades.

Pero yo creo que el problema está en que os empeñais en pensar que los cumpleaños son días especiales.