domingo, 30 de agosto de 2009

Lo cotidiano

Ñañaña.

Hace un horrendo calor. De verdad. Sólo estoy a gusto por las noches que corre la fresca de forma casi increíble para mí. Es increíble porque estas semanas que he estado fuera no ha corrido NADA de aire durante la noche. De hecho, es que era alucinante. Una mañana, sobre las ocho o así, recuerdo que llegué a mi casa congelada (sin exagerar), con el aire frío metido entre los huesos, músculos y venas. Fue llegar a mi habitación y empezar a sudar. Así, tal cual. Pues eso, un infierno casi.
Sobra decir también, que hoy estoy más animadita que ayer. No sé, me sentía muy mal, triste, desganada, melancólica. Y la lectura del Diario de Ana Frank no es que ayudase precisamente. Lo cierto es que no traté a algunas personas bien pero... bueno, tampoco quiero hablar de lo que me pasaba exactamente. Espero que me entiendan y me perdonen.
En cuanto a los libros. No sé qué narices me ha pasado este verano, pero dos objetivos de lectura propuestos han tenido que ser abandonados: Ángeles y Demonios, y Harry Potter; Las reliquias de la muerte.
El de Harry Potter puedo llegar a entenderlo. La verdad es que todos los que he intentado leerme del mismo, he terminado frita sobre el escritorio. No están hechos para mí, así que supongo que me tocará devolverlo a su dueño Deih. Sin embargo, Ángeles y Demonios, se me atravesó en la parte aburrida (según descripciones de mi madre y conocidos) y como soy así, en vez de continuar hacia la parte entretenida, lo dejé. Cosas de la vida supongo.
Así que ahora he decidido empezar con el Diario de Ana Frank, que me compré con excesivo cariño en la Feria del Libro de Madrid. Lo cierto es que lo dejé en la estantería, a fin de leerlo después del tocho de Dan Brown, pero cada vez que lo veía tenía la tentación de alargar el brazo y cogerlo. Por fin me he dignado a hacerlo, aunque tarde. Tendría que haber pensado mi estrategia mejor y haber empezado a leerlo antes.

Por otra parte... ¿qué narices me pasa? Parece como si no estuviera hecha para los aparatos electrónicos como el ordenador o el móvil. En la corta vida del portátil de mi padre, lo he bloqueado dos veces en las que ha perdido todos los archivos. Os puedo asegurar que lo utilizaba de la misma manera que mi ordenador y sin embargo... Bueno, el móvil se me bloquea a menudo, y este verano me dejó de funcionar, sin ton ni son, durante una noche y una mañana. También recuerdo una vez que la tele no se me encendía. Ya ves tú, habré encendido mi tele como dos veces desde que la compramos, hace tres años o así. Y una no me responde .__.. Ah bueno, y no hablemos de los continuos, cotidianos y espeluznantes problemas de mi querida chatarra a la que nombro como ordenador.
No es que sea una manazas, pero haciendo lo mismo que en mi ordenador, siguiendo los mismos pasos, utilizando los mismos programas por ejemplo, hago que el de mi padre pierda todo. Pero vamos, ahora sí que no lo volveré a tocar. Ni loca.
Vamos, ni que no fuera humana.

Y por último, para el blog estoy preparando un nuevo look, ya que este es provisional. Intentaré ponerlo ambientado en el otoño y con suerte, estará listo el finde que viene.
Y uhm... creo que no hay mucho más que contar. Aunque menuda chorrada de entrada xD.

Saludos de una reflexión no humana.

3 comentarios:

Sae T. Lawliet dijo...

Justo me estaba planteando leerme El diario de Anna Frank (principalmente, para ver si mi supuesto parecido con ella no era sólo físico) y, bueno, en cuanto a eso...Yo también tengo ese problema (una vez se me rompió mi portátil, se quedaba pillado al encenderlo, llega mi primo, lo enciende y se arregla por arte de magia tecnológica) curioso xD.
Y de mis tres móviles, dos se quedaron "out" por entrar sin querer en la lavadora xD
Así que, Uka, no eres la única xD

Hoshi dijo...

EL Diario de Anna Frank...Me lo leí hace un par de años. A veces me cae bien y a veces me parec repelente. Sobre todo al pricipio de todo...
Yo siempre me cargo el portátil de mi padre, es que van raro xDD.
Yo nunca me he cagado el móvil, y eso que se me cae siempre que lo cojo xD.
¡Saludos!

Momo dijo...

Yo tengo un método muy bueno con los cacharros eléctronicos. Que no va...¡patada al canto! (soy así de garrula xDD).

Buah, que asco lo del calor, sí. Aquí ahora empieza a hacer un poco de fresquillo, pero es que es salir de la ducha y empezar a sudar.

Hablando de libros, hace poco tuve constancia de uno que trataba sobre dejar de lado la "vergüenza" de los libros que no hemos leído. Vamos, que no hay que sentirse culpable por no terminar un libro o no leer alguno de los "grandes".