martes, 1 de septiembre de 2009

Aprendiendo de las personas

Me encanta aprender en lo referente a las personas, su carácter, su forma de ser y de actuar y el modo tan gustoso que tienen de pisotear a los demás.

Todo está más tranquilo cuando no estás. Dos temporadas que recuerdo como las más especiales. Pero en la tercera estabas tú para joderlo todo. No creas que soy la única que pienso así. Sólo que yo lo digo.
A pesar de toda tu inocencia exterior, el interior solo muestra capricho, egoísmo, prepotencia y orgullo. ¿Sabes? Todos tenemos dosis de lo mismo, sólo que sabemos administrarlo bien, en cambio a ti te gusta rebosar. Lo malo es que ellos no lo ven, o eso parece. Porque realmente sí son conscientes de cómo eres, pero eso sólo les llama más a ti.
¿Estás contenta así?
Eso es porque todavía no te has encontrado con la horna de tu zapato. Un día, cuando veas que otra aplica la misma estrategia que tú, estarás perdida. Los demás se habrán aburrido de ti y pocos seguirán lamiéndote el culo. No te digo que no vayas a llegar lejos, simplemente que tendrás una gran caída y pocas manos tendidas para levantarte de nuevo.

Yo soy demasiado ingenua, tanto que me dejo pisotear. Pero ya no. Son demasiadas como tú en este mundo, es hora de que las y los demás también hagamos algo.

Me has machacado una vez, quizá puedas en una segunda ocasión, pero te aseguro, que en la tercera te haré la zancadilla antes de que me pongas el pie por encima.
Porque tú puedes ser muy caprichosa, pero yo también.

3 comentarios:

Sae T. Lawliet dijo...

Hmf! Ya sé de quién hablas!
(De verdad que sí parece que saca de las casillas, a mí también me ha sacado de las mías, y eso que ni la conozco xD)

Hoshi dijo...

No sé de quien hablas, pero parece exasperante.
Suerte con esa persona.
¡Saludos!

Momo dijo...

A mí también me encanta aprender de las personas. :D (Nótese el sentido de la frase)