jueves, 10 de diciembre de 2009

Ellas lo encuentran todo

Este experimento ha sido comprobado científicamente por expertos.

Para que se haga más entretenido, vamos a ponernos en la situación. Tu madre está preparando muchas cosas para la cena de Navidad, por ejemplo, y te pide que vayas al armario para buscar una chaqueta (por ejemplo).
De buenas o de malas, allá cada uno, vas hacia el armario, lo abres y buscas la chaqueta concreta que quiere tu madre. Miras. No está. Te extrañas porque a penas se saca de la percha, pero después de encogerte de hombros vuelves con tu madre y la contestas: "No está".
Ella, sin mirarte, te responde algo enfadada que busques mejor, que está ahí. Esta vez, más a regañadientes, vuelves al armario. La chaqueta sigue sin aparecer. Buscas un poquillo mejor. Nada. Estás más extrañado/a que antes y con un poco de miedo le respondes a tu madre de nuevo que sigues sin encontrarla. Te responde lo mismo que antes y niega la posibilidad de que la chaqueta esté en la lavadora o en otro armario, pero más enfadada, y sin parar de hacer lo que sea en lo que está ocupada.
Estás demasiado confuso/a y dudoso/a vuelves al armario por tercera, cuarta o incluso quinta vez. Aquí piensas: "Si está aquí, lo voy a encontrar". Así que te tiras media hora rebuscando y rebuscando en el fondo del armario, en los cajones, en todas las perchas, en las cajas... Incluso aunque sepas que no está ahí. Temblando de pies a cabeza, colocas todo de nuevo y con mucho valor apareces de nuevo enfrente de tu madre. A penas puedes hablar. Ella lo nota, te mira y te dice muy, muy enfadada: "¡Es que tengo que hacerlo yo todo!". Por mucho que intentes hacerla entender que no has encontrado nada a pesar de haber revuelto todo. Se dirige seria y cabreada hacia el armario mientras tú la sigues con tus explicaciones.
Abre el armario y se desatan momentos de tensión. Extiende un brazo hacia el interior y al sacarlo, tiene la chaqueta en su mano.
No consigues entender cómo narices lo ha hecho, pero la ha encontrado.

Ellas son así, siempre lo encuentran todo.

Un saludo =).

4 comentarios:

Natsu dijo...

A mi también me pasa... Y la bronca es brutal -_-

Adri dijo...

Anda, también me pasa eso muchas veces. Es cierto, las madres encuentran donde antes no había nada. He llegado a pensar que traen la cosa en cuestión en la manga, luego la sacan y te la restriegan XDDD.

Por cierto, me llamo Adri y ahí haciendo click en mi nombre vas a mi blog y te llenas de conocimientos ;D. Me pasaré a menudo, si eso~

Nayi dijo...

Ukaaa ~ ¡nueva dirección de blog! :3

Hoshi dijo...

Siempre pasa eso.
debe ser un sexto sentido que desarrollan las madres...
¡Saludos!