viernes, 18 de junio de 2010

Quién dijo pena

¿Dónde se va con la pena?

Ya os lo digo yo: a ningún lado.

Estoy comenzando a cansarme de escuchar: "¿Y no te da pena cambiarte? ¿Y no te da pena pensar que no volverás a ver a tus compañeros? ¿De verdad que está todo decidido?".
Sí señores, está todo decidido.
Por mucho que me intenten hacer cambiar de parecer, de organizarme, de presionarme. Tomé una decisión, la mantengo y la seguiré manteniendo aunque me arrepienta.
Este año he aprendido y me he dado cuenta de muchas cosas, pero no quedará grabado en mi memoria como el mejor año de mi vida. Y he pasado buenos momentos también, pero muchos malos, presiones, decepciones y amarguras. Lo cierto es que no estoy dispuesta a soportarlo un año más, así que he decidido cambiarme a un instituto. Quizá no sea lo mejor, estoy equivocada y el año que viene vengo llorando, pero he tomado mi decisión, y no me importa absolutamente nada lo que otros opinen sobre ella. Necesito cambiar de aires, de profesores, de compañeros, de asignaturas. Simplemente el hecho de poder elegir qué asignaturas cursar.
No tengo miedo ni nada parecido, aunque me intenten hacer ver todo negro.

2 comentarios:

Gâteau dijo...

¡Pues claro que no!
Muchas veces biene bien un cambio de aires. ¿Que te equivocas? ¿Que es duro? Bueno, de errores se aprende. Siempre resultará positivo.
¡Mucha suerte!

Natsu dijo...

He hecho lo mismo tata, me cambio de instituto también. Un cambio así no es tan malo después de todo ^^