domingo, 19 de septiembre de 2010

Poca luz

Se nota cómo los días se van haciendo más cortos.
Cómo a ciertas horas comienza a hacer fresquito o cómo el número de personas en las terrazas de verano se reduce.

Es innegable.
Pero, aunque el otoño nunca ha sido mi estación favorita, tengo que reconocer que este año quiero que llegue pronto. Y el invierno también. Por alguna razón, necesito sentir el frío colándose por mis huesos a las ocho y media de la tarde cuando vuelvo a casa por ejemplo, o de lo reconfortante que es entrar a un lugar cálido, después de haber estado en la calle.
Tengo el presentimiento de que este año va a ser agradable y llevadero, no como el anterior.
Mañana comienzo las clases en un nuevo instituto, con gente nueva y algún que otro conocido. Estoy de los nervios. Pero tengo también muchas esperanzas en este curso, y tengo planes de futuro para cuando éste acabe y que espero que mis padres aprueben, porque muchas veces les propongo cosas que me gustaría y siempre las rechazan. Pero ya os contaré en otro momento =)

Un saludito mocos.



2 comentarios:

Silhouette dijo...

Se nota y mucho. La verdad es que a mí me encanta el otoño, es mi estación favorita (aunque la primavera también me gusta). No hace un frío que pela como en invierno ni calor como en verano. Además, el plus es que puedes pisar las hojas caídas, cuyo sonido me encanta.
Me alegro de que sientas que este año será mejor, parece que todos tenemos grandes esperanzas, bien como tú por el cambio de instituto o como yo con el nuevo ciclo y mis ánimos para conocer gente y hablar.

Kuru dijo...

Pues yo no lo noto en absoluto el cambio de clima, me sigo cociendo de manera continuada y asfixiante... Qué asqueroso asco...

Mucha suerte en tu nuevo insti y que te sea leve. Esperemos que sea verdad lo que presientes y este año sea mejor para todos... Si, yo incluido...

Muchos Salu2