sábado, 12 de marzo de 2011

Es el fin del mundo. ¿No os dais cuenta?
No vengo con una intencionada entrada acerca del fin del mundo, no. Vale, sí. No sé, a medias. Sinceramente no sé si será en el 2012 o en el 3020, si nos quedaremos tres o cuatro días sin Sol, si la Tierra morirá incendiada o congelada, si un acelerador de partículas provocará antimateria de esa suficiente para tragarse los continentes o si un virus mortal de un laboratorio se extenderá como la pólvora para matarnos a todos en cuestión de días. Esto es lo que nos enseñan las películas, las series, las leyendas urbanas y las curiosas interpretaciones de leyendas y videntes antiguos. Por supuesto también hay teorías, mucho más científicas, que me cuesta un pelín entender (y más cuando me lo cuentan en inglés, si es que soy muy atravesada) y que también nos describen, casi con todo detalle, como podría ser ese día del fin del mundo. Lo que sí está claro es que de cualquier manera, será un fin del mundo únicamente humano. Desencadenado por ellos y que acabará con ellos. Y creo que realmente el fin del mundo lo llevamos viviendo casi desde que al ser humano, tan listo él, se le ocurriera talar un árbol y sacar provecho de ello. Es cierto que la Naturaleza lo da todo, y sin ella obviamente no hubiésemos conseguido la mitad de lo que tenemos ahora. No es que esté mal usarlo, sino usarlo mal, y la ambición también tiene su precio.

No es que este tema haya venido de repente a mí, ni que de la noche a la mañana haya comenzado a pensar de esta forma. Lo cierto es que mi mentalidad es verde (por así decirlo) desde siempre, únicamente comenzó a tomar conciencia y a moldearse en plena ebullición hormonal, cuando tenía unos catorce años. He decidido que estas opiniones, críticas, exigencias, golpes de remo, enseñanzas, etc. con respecto al tema, van a dejar de ocupar mis pensamientos y quitarme el sueño alguna que otra vez, o ser simplemente un tema más de hablar con mis amigos, para ser más públicas. Narices, que ya estoy muy quemada.

El caso es que este tema, precisamente, ha venido a cuento del tan conocido ya terremoto 8.9 en la escala de Ritcher en Japón, y el tsunami con el que vino de la mano (vaticino una entrada geológica en los próximos días).
Ya lo he publicado en pequeños comentados de estado en mi Facebook personal, algo creo que en Twitter y también en mi blog en inglés. Y lo voy a repetir de nuevo todo: para empezar, la gente ha empezado a lanzar algo en Twitter conocido como "Pray for Japan". Me parece realmente estupendo que la gente, creyente o no, más solidaria o no, decida hacerlo. Pero vamos a ver, ¿de verdad creéis que con eso lo solucionáis todo? ¿No será mejor actuar, con lo mínimo que se pueda hacer o incluso si no se puede hacer nada? Yo también sé rezar si me lo propongo, ése es el camino fácil, el que parece que nos salvará a todos. Creerme que si un meteorito impacta en la Tierra, Dios no va a estar ahí para pararlo. Ni loco. Y ya no es decir tampoco: "si existiese Dios". Es que hay cosas que se escapan a nosotros, a él. Esto ha sido causado por la dinámica de la Tierra y de la Naturaleza, que necesitan de vez en cuando demostrar a los seres humanos quien es verdaderamente fuerte aquí en este planeta. Nos paran los pies, evidencian los límites de las personas, intentan decirnos que están ahí, que no nos pasemos. Aún son ellas las que mandan, siempre que estén vivas. Porque para quien no lo sepa o no lo crea, la Tierra es un gran organismo: está viva, pero eso es motivo de otra entrada diferente.


Foto: Flickr

4 comentarios:

Silhouette dijo...

Yo creo que nos lo estamos cargando desde la revolución industrial, y lo que me fastidia es que mucha gente no hace nada por solucionarlo porque no les va a pillar (egoístas). Y bueno, lo de los terremotos a mí me da que ya iba tocando, porque hacúa mucho que las placas no nos daban un placazo, aunque tampoco es que yo sea una experta geóloga xD.

¡Saludos!

Uka dijo...

Sí, o desde antes, vete tú a saber. Pero sobre todo desde la revolución. Ya, ese es otro tema del que hablaré otro día y que me repatea muchísimo, en serio. xD Es cierto que hacía "bastante" que no tocaba uno, pero de esas características y en Japón... puff, totalmente inesperado maja.
Un saludo y gracias por tu comentario =D

Light Shine dijo...

Estoy de acuerdo contigo, y con un simple "prayforjapan" no vamos a conseguir nada, que sí muy bonito y todo lo que la gente quiera, pero por una vez en la vida, ¿por qué no ayudamos entre todos? Nos estamos cargando el planeta, últimamente no hay otra cosa más que tsnamis, terremotos, tampoco digo que vayamos todos hasta un determinado punto del laneta para ayudar, pero enviar comida, algo, no sé, que nos quedamos mirándolo con cara de sorprendidos y no movemos ni un dedo.

Lo siento, pero este tema...(y eso que tampoco soy una experta, pero...).

Silhouette dijo...

¡Pero si Japón está en el borde de la placa! Es normal que si llevaba sin soltar una tan fuerte pues, al final, haya pasado lo que ha pasado. De cualquier manera, lo que los ha jodido de verdad ha sido el tsunami.

PD: Me ha matado el "maja" xD.