jueves, 15 de marzo de 2012

Cambio.

La vida es una lección constante. El día a día, el trato con las personas, el instituto, un parque e incluso el andén del tren, todos son escenarios donde puedes aprender mucho de los demás. Donde, al ver las faltas de los otros, y según tu moral, puedes decidir si realmente están haciendo bien o mal. Luego te miras al espejo y te dices: "Yo también lo hago inconscientemente". Y te das cuenta de que no puedes seguir así.

Cree que algo parecido es lo que la sucede en estos momentos. Los últimos seis años la han transformado por completo, dejando a la niña inocente y despreocupada atrás. La timidez ha ido dejando a sus espaldas la personalidad extrovertida, reduciéndola. Y está cansada de ignorarla. Aunque no haya dejado nunca de reír (¡es imposible no hacerlo!), tampoco ha vuelto a ser lo mismo. El miedo a no encajar bien, sobre todo en una conversación, a decir tonterías o cualquier burrada sin venir a cuento y luego reírse de sus propias ocurrencias, están presentes todos los días, a cualquier hora. Ha desarrollado una torpeza ilusoria, puesto que surge del "qué pensarán de mí", "¿seré una tonta?", "¿de verdad alguien podría fijarse en mí de alguna forma especial?", de mirar hacia todos lados preguntándose si ha hecho algo que resulte ridículo, a que se rían de ella. Cuando en realidad todos tienen cosas más importantes que hacer. Y si se ríen de ti, ¿qué más dará? Muchos ni te conocerán, y los que te conozcan seguramente lo olviden al día siguiente.

Seguir el orden, lo que parece bien, incluso en la apariencia física. Sentir caos por dentro, querer hacer una locura pero no sentirse capaz para ello. Algún día le gustaría ir a la peluquería y decir: "Haz lo que quieras con mi pelo", "Lo quiero corto como un chico", "Tíñelo de este color".

Pero ya está cansada de todo. Quiere cambiar. Para hacer que los demás realmente se den la vuelta, la miren, y piensen: "Wow", al ver a una persona segura de sí misma, que se ríe de sus tonterías, que no se queja de nada, y que puede destacar por igual que cualquier otra persona en un corro de amigos o conocidos.
Parece haber aprendido bastante de la gente, y ya es hora que de que corrija en ella lo que ve mal en los demás.



2 comentarios:

Aquarela dijo...

Creo que lo conseguirá. Es fuerte.

Light Shine dijo...

Apoyandole estamos :D