domingo, 15 de julio de 2012

Aprendiendo.

Porque sí. 

Porque la vida está para disfrutarla.

Y si te tienes que pasar tres días casi sin dormir, los pasas. Porque seguro que merece la pena.
Da igual si es con unos, o con otros, el caso es hacer lo que consideras oportuno en cada momento, sin mirar atrás o a los lados. Y si a alguien no le parece bien, que no mire. Es tu vida y la tienes que vivir tú, decidiendo quién entra en ella y quién no, cómo y cuando. Si te equivocas, aprendes. Si aprendes, vives mejor. Si te lamentas sólo conseguirás que todo se torne de un color que no es de tu agrado.


Gracias a todos, gente de Internet (incluidos los que me leéis aquí) y gente de no-Internet. 
Gracias por haberme enseñado esto, que para bien o para mal, me servirá para algo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

La vida no esta para disfrutarla.

Esta para aprender a disfrutarla.