sábado, 1 de diciembre de 2012

Creo haber aprendido a no llorar.
Supongo que algo ha cambiado dentro de mí.

1 comentario:

Desastre Natural dijo...

Mujer, si llorar es bueno. Hay que dejar que los sentimientos salgan.
Un abrazo.